Conflicto emocional

Los estados emocionales pueden producir efectos muy positivos o muy negativos llegando a hacer que una persona pueda dar lo mejor o lo peor de sí misma.

Un conflicto emocional está definido como la invasión de emociones negativas, tales como el odio, el rencor, la ira entre otras, generalmente aparecen en las relaciones con los demás sin embargo puede llegar a darse consigo mismo debido a frustraciones, metas inalcanzadas o situaciones que no están bajo control.

Existen diferentes maneras de tratar un conflicto emocional, algunas alternativas son:

  • Escapar: Es lo mismo que evitar el conflicto.
  • Luchar: Si se toma de una forma agresiva, el único objetivo es quedar victorioso, que puede llevar a una frustración si no se logra.
  • Rendirse: Es el enfoque contrario al de luchar, no se quiere enfrentar y ceder.
  • Eludir responsabilidades: Este planteamiento se da en momentos donde se siente una persona abrumada por la situación y cede o traslada la toma de decisiones a un tercero, generalmente la persona que esté por encima en su grado de jerarquía, este planteamiento no suele recomendarse ya que es un tercero el que toma la decisión y no siempre puede encontrar la mejor solución.
  • Alcanzar un acuerdo: Es cuando se llega a una solución razonable con la otra persona o consigo mismo, suele ser más balanceado.
  • Llegar a un consenso: El consenso tiene algo bueno y es que se identifica una nueva idea, una solución diferente que puede venir bien a las dos partes o consigo mismo sin ser las que originalmente planteaban, esta nueva sí que puede llegar a una satisfacción personal o en cuestión de relaciones.

 

Contacto

Formulario de contacto


Relaciones Públicas: 

01 (55) 46 244 538 ext. 630
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. 

Circuito de Natación Máster

Síguenos en la RED

Google+ 
Facebook
Twitter
RSS-Feed