Cómo ahorrar

La falta de cultura financiera muchas veces es causa de catástrofes personales, familiares o incluso empresariales. Es por eso que en Fundación Bienestar y Calidad de Vida nos preocupamos por impulsar una cultura financiera y fomentamos el ahorro. A continuación presentamos algunos "tips" que pueden orientarte para ahorrar y cumplir tus propósitos con más facilidad.

Por fin te decidiste ahorrar para esas vacaciones de tus sueños, crees que es tiempo de pensar en la universidad a la que irán algún día tus hijos aún pequeños o simplemente quieres tener una reserva extra de dinero en caso de que alguna emergencia se presente. Ahorrar es una costumbre esencial para mantener tus finanzas sanas.

Antes de pensar en comprar una alcancía o abrir una cuenta de banco debes saber PARA QUÉ QUIERES AHORRAR, esto te ayudará a determinar: cuánto tiempo tendrás que ahorrar, cuanto dinero debes ahorrar y dónde debes guardarlo de manera que se
encuentre disponible cuando llegue la hora de utilizarlo.

A continuación te presentamos algunas ideas:

Imprevistos que NO son emergencias.

Imagina que por fin conseguiste esa cita especial con la persona de tus sueños pero por supuesto que decidió aceptarte una cena en la quincena menos conveniente para ti por que has tenido que reparar tu auto, pagar la renta y además te has comprado esos pantalones que costaron una pequeña fortuna. Aunque esto obviamente no es una emergencia, representará un gasto imprevisto que cubrirás echando mano de tus ahorros destinados a emergencias o proyectos más serios, por lo que es buena idea tener un ahorro destinado SOLO a este tipo de imprevistos: cosas QUE NO SABES QUE VAN A SUCEDER por lo que debes poder disponer siempre de él.

La mejor opción será ponerlo en una tarjeta de débito que puedas llevar contigo siempre o guardarlo en casa.

Para gastos fijos

Todos tenemos gastos sagrados que no podemos dejar de hacer cada mes (como la colegiatura de los niños o la renta) y que se ven mermados por toda clase de gastos imprevistos. Para asegurarte de que podrás cumplir con tus responsabilidades, lo primero que
debes hacer es tener muy claro cuáles son: realiza una lista y ten claro el monto de los mismos. Es obvio que el dinero ahorrado para estos debe estar disponible para realizar el pago puntual por lo que lo más recomendable es mantenerlo en el banco, por
ejemplo, en una cuenta de débito (la cual no deberías usar para gastos corrientes) o invertirlo como un pagaré, los bancos actualmente ofrecen pagarés por 7, 14, 28 o 91 días durante los cuales mantendrán tu dinero seguro (de los ladrones y de tus arranques compulsivos de compras) y al mismo tiempo te recompensarán con una pequeña ganancia derivada de los intereses.

Para emergencias

Este ahorro es útil en caso de que existan emergencias tales como accidentes o enfermedades, cosas que no podemos evitar pero tendremos que pagar sin duda y para las que debemos estar preparados, para este tipo de ahorro obviamente debemos tener el dinero disponible por lo cual el método más conveniente de ahorro es contar con una tarjeta de débito para cubrir el gasto, también es recomendable contar con una tarjeta de crédito, de tal modo que podrás cubrir el gasto durante la emergencia y pagar después cuando tu dinero esté disponible.

Para planes a largo plazo

Si eres de los que sueña con retirarse y pasar su vejez buscando el bronceado perfecto en la playa, debes comenzar a pensar en ahorrar para el retiro, lo mismo sucede si tienes planes como comprar una casa, lo más importante es que tratándose de sumas grandes de dinero que deberás guardar durante mucho tiempo, no deberías intentar guardarlo en tu casa o en una cuenta de debito donde no estará seguro cuando se presente una emergencia, por lo que lo más recomendable es contar con un fondo de inversión (que recomendablemente esté bien regulado por el gobierno y que sea de bajo riesgo) o con AFORE (en el caso de tu retiro).

Herramientas

Existen herramientas, algunas de ellas muy potentes y fáciles de utilizar que te pueden ayudar a cumplir tus propósitos de ahorro y administrar tus recursos financieros adecuadamente. En lo particular hemos encontrado una herramienta gratuita para uso familiar y personal, se llama ContaMoney y sin duda es impresindible para aquel que desea tener una buena administración.

Aprende a ahorrar. Aprende a decir que no

Los constantes avances tecnológicos y la siempre atenta mercadotecnia trabajan de la mano no solo para identificar el infinito universo de preferencias, sino también para crear necesidades que al comienzo del día probablemente ni siquiera te imaginaste tendrías y que por supuesto, tienen un costo. 

Claro, consentirte de vez en cuando no tiene nada de malo, sin embargo, debes aprender a marcarte un límite y aprender a decir que NO. Hazlo por la salud de tus finanzas.

Aquí algunos consejos para aprender a ahorrar:

  1. Establece un presupuesto. Asigna dinero para tus compromisos (deudas, ahorros, etc.) pero también para que puedas gastar en ti mismo.
  2. Estás en el supermercado buscando tus provisiones de la semana, y es fácil encontrar en tu carrito más de lo necesario. No te culpo: hay demasiadas tentaciones, sin embargo, antes de pasar a la caja para pagar, calcula el total de tu cuenta. Seguro que después del susto te das cuenta de que no todo es completamente necesario.
  3. Quizá encontraste ese reloj que no puedes resistir a comprar pero que no puedes pagar en una sola exhibición, así que proponte la meta de ahorrar el monto total durante tres o cuatro semanas. Puede ser que al final encuentres algo mejor.
  4. No uses tus tarjetas de crédito. Puedes perder la noción de tus gastos y esto generalmente lleva a deber más de lo que uno tiene en su cuenta de banco. Y no olvides los intereses.
  5. Analiza. ¿Lo necesitas? ¿Qué estás satisfaciendo?: ¿Una verdadera necesidad o solo estás calmando ansiedad, estrés o tristeza? Si tu respuesta se inclina más hacia lo último, entonces piensa que aunque gastar dinero te alivia por un momento pero la solución permanente a tus problemas es diferente: ejercítate, pasa tiempo de calidad con tu familia y amigos o encuentra un hobbie.

Hágalo usted mismo

Siempre que vas a un centro comercial te gustaría adquirir todo lo que se cruza en tu camino pero quizás, al igual que muchos, estas restringido en tu presupuesto para comprar ese mueble para tu televisión nueva o el suéter que crees te hace falta para combinar con esos jeans.

Afortunadamente, en todo el mundo hay una tendencia que ha revolucionado la forma en que las personas adquieren cosas: Nos hemos dado cuenta de que no estamos limitados a comprar en una tienda, por internet o de segunda mano; podemos usar nuestra imaginación, nuestras propias manos y las cosas que ya no usamos para fabricar, reparar o modificar nuevas cosas.

“Hazlo tu mismo”, mejor conocido como “Do it yourself” (DIY) es una nueva tendencia que no solo te ayudará a descubrir nuevos talentos que no sabías que estaban ahí, te ayudará a relajarte y pasar tiempo contigo mismo(a) y también… Ahorrarás muchísimo dinero.

Probablemente gastes un poquito más en electricidad, herramientas y material para completar tus obras de arte pero será mucho menor el gasto en relación a comprar artículos nuevos.

Si eres nuevo en esto, puedes buscar ideas en las siguientes páginas:

http://www.daretodiy.com/

http://www.decoraestilo.com/diy

http://www.decoralia.es/category/proyectos-diy/

http://www.pinterest.com/search/pins/?q=DIY

Ahorrando - Controlando los gastos hormiga

La peor pesadilla del ahorro son los llamados gastos hormiga, que no son más que esos pequeños caprichos del día a día, ya que, seamos sinceros, todos tomamos un café de vez en cuando durante nuestro descanso, nos compramos algún antojo por la calle, compramos cigarros, salimos por una copa con amigos, etc.

Al parecer son gastos pequeños, pero son estos los que nos impiden llegar con algo de dinero en la cartera al final de la quincena, ya que según el INEGI estos gastos pueden representar hasta el 12% de tu quincena!

Pero ¿Cómo podemos evitarlos?

1. Imagina las cosas que podrías conseguir si ahorraras ese dinero. Al ponerse un objetivo determinado, como unas vacaciones o un auto nuevo tendrás la motivación suficiente para evitar la tentación de comprar cosas que realmente no necesitas.

2. Registrar sus gastos. Desde los más pequeños como un paquete de chicles, hasta los más costosos como ropa nueva que ha comprado por impulso, esto le permitirá saber en que se fuga tu dinero y así tomar acciones, si suele comprar algún antojo entre comidas cerca de la oficina, siempre puedes llevar algo preparado de casa. En lugar de comprar costosas botellas de agua en las tiendas de autoservicio cerca de tu trabajo, puedes comprar un termo y rellenarlo en casa antes de salir, estas pequeñas medidas podrían ahorrarte cientos de pesos al mes.

3. Destine una cantidad mensual a gastos hormiga inevitables. Por más ahorrativo que intentes ser, siempre tendrás algún gasto mínimo, como pagar algún estacionamiento o la propina cuando va al supermercado, por ello, es mejor que destines una cantidad mensual a estos gastos, limitándola lo más posible a solo lo necesario.

4. Determine qué cantidad va a ahorrar mensualmente. Los expertos recomiendan que esta cantidad sea al menos el 10% de su salario, de esta manera tendrás asegurada una cantidad suficiente para cumplir con el objetivo que te ha propuesto.

5. Evite comprar por impulso. Ya que muchas veces estos gastos no son más que el reflejo de nuestro estado de ánimo, reprime el impulso de comprar y busca una nueva actividad para relajarte.

Tomando estas medidas descubrirás que al final del año tendrás suficiente dinero para disfrutar con tu familia.
 

 

Ahorra para tus vacaciones

Por fin comenzaron las vacaciones de verano, y seguro ya te estás viendo en esa playa paradisiaca pero recuerda que vacacionar también implica gastos. Considera estos consejos para que no te vayas a la quiebra:

  • Por lo menos dos meses de anticipación. Incluso si te interesa vacacionar en temporada alta, comenzar a confirmar vuelos y estancias con anticipación te ahorrará unos cuantos pesos.
  • Infórmate del destino que has escogido: los atractivos, cosas por hacer, servicios disponibles y costos promedios por los mismos, cotiza con por lo menos 3 agencias de viajes para asegurarte de que escogerás la mejor opción.
  • Elabora tu itinerario una vez escojas las actividades que quieres realizar, esto te ayudará a determinar tus costos por día y claro, determinar si puedes darte algún lujo adicional o no.
  • Evalúa que tipo de hospedaje y forma de transporte te conviene ya que hay opciones que pueden ser una fuga de dinero, por ejemplo… viajar en automóvil es muy cómodo y divertido sin embargo considera los costos que conllevan los chequeos y reparación antes y después del viaje. En cuanto al hospedaje, piensa en las actividades que realizarás… te la pasarás fuera del hotel o vale la pena pagar esa suite con todo incluido?
  • Ten un presupuesto para los recuerditos.
  • No olvides determinar un presupuesto para los improvisos, porque nunca sabes si alguna emergencia pueda ocurrir o si una actividad que no tenías contemplada se te cruza.

 

Escrito por: Lic. Tania Ruiz

Contacto

Formulario de contacto


Relaciones Públicas: 

01 (55) 46 244 538 ext. 630
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. 

Circuito de Natación Máster

Síguenos en la RED

Google+ 
Facebook
Twitter
RSS-Feed