Click on the slide!



Promovemos la vida saludable, la cultura financiera y en general actividades de preparación hacia la tercera edad. También apoyamos asilos de ancianos de escasos recursos.

Más...
Click on the slide!

Próximamente

Más...
Frontpage Slideshow (version 2.0.0) - Copyright © 2006-2008 by JoomlaWorks
An Initiative of ProNuoto World Wide for promoting health in developing countries
Unirse: Personas. Empresas.

Contacto

Formulario de contacto


Relaciones Públicas: 

01 (55) 46 244 538 ext. 630
contacto@fundacionbcv.org 

Si puedo con mi Bienestar

Si te interesa una vida saludable esta campaña es para ti. Haz clic aquí para saber más.

Corre la voz

Si te interesa ser mensajero del bienestar, también puedes correr la voz aquí.

 

 

Pláticas y Conferencias

Impartimos pláticas gratuitas o con costo según sea el caso sobre:

     

    La bulimia nerviosa o bulimia comúnmente llamada es una enfermedad la cual se caracteriza cuando una persona tiene episodios regulares de comer en exceso es decir ingestión excesiva de alimento y siente una pérdida de control por lo que la persona utiliza luego diversas formas, tales como vomitar o consumir laxantes (purgarse), para evitar el aumento de peso.

    Es más común en mujeres que en hombres pero sobre todo el trastorno tiende a surgir en etapas como adolescencia y mujeres jóvenes.

    Se desconoce la causa exacta de la bulimia, pero los factores genéticos, psicológicos, traumáticos, familiares, sociales o culturales pueden jugar un papel.

    Durante estos episodios, la persona siente una falta de control sobre su alimentación, estos episodios llevan al autorechazo, lo cual provoca las purgas para evitar el aumento de peso, además de la provocación del vomito la purga puede incluir el ejercicio excesivo, uso de laxantes, enemas o diuréticos.

    Las personas bulímicas con frecuencia están en un peso normal, pero pueden verse a sí mismas con sobrepeso.

    Existen algunas pruebas que se pueden realizar para poder detectar si existe o no el trastorno en la persona. Un examen de los dientes puede mostrar caries dental o infecciones en las encías, el esmalte de los dientes puede estar erosionado o picado por la excesiva exposición al ácido del vómito.

    Un examen físico también puede mostrar: Vasos sanguíneos rotos en los ojos (por el esfuerzo al vomitar), boca seca, apariencia similar a una bolsa en las mejillas, salpullidos y granos, pequeñas cortaduras y callosidades a través de las puntas de las articulaciones de los dedos debido al vómito auto inducido. Por último los exámenes de sangre pueden mostrar un desequilibrio electrolítico como hipocalcemia o deshidratación.

    El diagnóstico y tratamiento de la enfermedad debe ser tratada por un especialista.

     

     

    Las personas con este trastorno pueden tener un miedo intenso a aumentar de peso, incluso cuando están con peso insuficiente. Es posible que hagan dietas o ejercicio en forma excesiva o que utilicen otros métodos para bajar de peso.

    No se conocen las causas exactas de la anorexia nerviosa. Muchos factores probablemente estén involucrados. Los genes y las hormonas pueden jugar un papel. Las actitudes sociales que promueven tipos de cuerpos muy delgados también pueden contribuir.

    La anorexia generalmente comienza durante los años de adolescencia o a principios de la edad adulta y es más común en mujeres, aunque también se puede ver en hombres. El trastorno se observa principalmente en mujeres de raza blanca, de alto rendimiento académico y que tienen familia o personalidad orientada hacia el logro de metas.

    Una persona con anorexia por lo general tiene un miedo excesivo a aumentar de peso o engordar, se niega a mantener el peso que se considera normal para su edad y estatura, tiene una imagen corporal distorsionada.

    Los síntomas más frecuentes en esta enfermedad son:

    • Piel amarillenta o manchada que está reseca y cubierta con un fino vello
    • Pensamiento confuso o lento, junto con mala memoria o capacidad de discernimiento
    • Depresión
    • Boca seca
    • Sensibilidad extrema al frío (usar varias capas de ropa para permanecer caliente)
    • Pérdida de la fortaleza ósea
    • Atrofia muscular y pérdida de grasa corporal

    El mayor desafío en el tratamiento de la anorexia nerviosa es ayudarle a la persona a reconocer que tiene una enfermedad. La mayoría de las personas que sufre este tipo de anorexia niega tener un trastorno alimentario y, con frecuencia, ingresan al tratamiento sólo cuando su afección es grave. Es necesario que un profesional en la salud determine y de tratamiento a este trastorno.

     

     

     

    https://encrypted-tbn2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcRDODmyIcSZYZQoFNsSvMa1iSsQKFlyP70CcvbUzGtrbNHG6DrwLas personas con este trastorno pueden tener un miedo intenso a aumentar de peso, incluso cuando están con peso insuficiente. Es posible que hagan dietas o ejercicio en forma excesiva o que utilicen otros métodos para bajar de peso.

    No se conocen las causas exactas de la anorexia nerviosa. Muchos factores probablemente estén involucrados. Los genes y las hormonas pueden jugar un papel. Las actitudes sociales que promueven tipos de cuerpos muy delgados también pueden contribuir.

    La anorexia generalmente comienza durante los años de adolescencia o a principios de la edad adulta y es más común en mujeres, aunque también se puede ver en hombres. El trastorno se observa principalmente en mujeres de raza blanca, de alto rendimiento académico y que tienen familia o personalidad orientada hacia el logro de metas.

    Una persona con anorexia por lo general tiene un miedo excesivo a aumentar de peso o engordar, se niega a mantener el peso que se considera normal para su edad y estatura, tiene una imagen corporal distorsionada.

    Los síntomas más frecuentes en esta enfermedad son:

    • Piel amarillenta o manchada que está reseca y cubierta con un fino vello
    • Pensamiento confuso o lento, junto con mala memoria o capacidad de discernimiento
    • Depresión
    • Boca seca
    • Sensibilidad extrema al frío (usar varias capas de ropa para permanecer caliente)
    • Pérdida de la fortaleza ósea
    • Atrofia muscular y pérdida de grasa corporal

    El mayor desafío en el tratamiento de la anorexia nerviosa es ayudarle a la persona a reconocer que tiene una enfermedad. La mayoría de las personas que sufre este tipo de anorexia niega tener un trastorno alimentario y, con frecuencia, ingresan al tratamiento sólo cuando su afección es grave. Es necesario que un profesional en la salud determine y de tratamiento a este trastorno.

     

    Normal 0 false 21 false false false ES-MX X-NONE X-NONE

    Circuito de Natación Máster

    ¿Cómo apoyar?

    Donativos financieros.
    Donativos en especie. 

    Adquiere algunos de los productos o servicios que ofrecemos.
    Participa en nuestros eventos. 

    Síguenos en la RED

    Google+